cabecera
menu
Sábado, 1 de Noviembre de 2014
Inicio Qué es el Foro Atención al Público Contacto Enlaces Inicio inicio qué es el foro? Atención al Público Contacto Enlaces
Atrás




Manifiesto encuentro estatal plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo

Plataforma Comisión Verdad | 14 ene 2013

Manifiesto - 1 de diciembre 2012

El derecho a la verdad, la justicia y la reparación es un derecho humano de las víctimas, especialmente de aquellas que lo han sido como resultado de los crímenes de genocidio, guerra y lesa humanidad, de las que fueron eliminadas, secuestradas, ejecutadas extrajudicialmente mediante juicios sumarísimos injustos, torturadas, exiliadas, desaparecidas, sustraídas a sus familias naturales por mecanismos y métodos diseñados por los aparatos de poder organizados desde el Estado o fuera del mismo, pero con su apoyo y reconocimiento.

En España, todos esos delitos fueron cometidos por la cruel dictadura franquista entre 1936 y 1977, una dictadura que nació de una sublevación militar apoyada por el fascismo y el nazismo europeo. Hoy la lista de sus atrocidades todavía sigue incompleta, lo mismo que el derecho de las víctimas de esos crímenes a la verdad, la justicia y la reparación.

Los cadáveres de al menos 120.000 personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la posterior represión franquista esperan justicia en miles de fosas comunes y cunetas de toda la geografía española.

Esperan justicia los niños robados y sus familias, 30.000 niños secuestrados por la dictadura, a los que cambiaron sus nombres en el Registro civil y entregaron en adopción a familias adictas al régimen.

Justicia siguen esperando las decenas, centenares de miles de víctimas de los cuarenta años de dictadura detenidas, torturadas, perseguidas, exiliadas, ejecutadas en juicios sumarísimos, sometidas a trabajos forzosos, etc. Una justicia que, todavía hoy, 35 años después de la desaparición del franquismo, el Estado y los tribunales les siguen negando una y otra vez.

La primera iniciativa de las víctimas que ha tenido trascendencia ante la justicia española, fue la presentación de varias denuncias y querellas por víctimas y asociaciones de víctimas, organizaciones de derechos humanos y de la memoria histórica, sindicatos y otros organismos, en 2006 ante el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, a cuyo frente se encontraba el magistrado Baltasar Garzón. El 16 de octubre de 2008, el juez, admitió a trámite el caso y ordenó que se investigaran los supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la época franquista, ordenando que se identificara a los responsables y ordenando varias exhumaciones y la formación de una comisión de expertos, entre otras medidas.

Inmediatamente se produjo la reacción de todas las fuerzas contrarias a esa investigación que concluyó con la decisión del Tribunal Supremo de prohibir la investigación y enjuiciar al juez Garzón, al que suspendió durante dos años.
La sala segunda del Tribunal Supremo protagonizó el último atropello a los derechos de las víctimas y a su resarcimiento por vía judicial de la Verdad, Justicia y Reparación. Su sentencia de 27 de febrero de 2012 dictada en la causa contra el Juez Baltasar Garzón, al que absolvió, decidió que no cabe investigar penalmente los crímenes del franquismo y afirma que los delitos están amnistiados y han prescrito, y considera que a esos crímenes no se les puede aplicar los principios del Derecho Penal internacional.

Con esa resolución, el TS confirmó la impunidad total de la que hasta ahora habían disfrutado los responsables de crímenes internacionales contra los derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y la posterior represión franquista. Ha sido una renuncia explícita a la investigación y sanción de estos crímenes, así como a la búsqueda de la verdad.

Al mismo tiempo, el gobierno Rajoy ha resuelto vaciar de contenido la insuficiente ley de la Memoria Histórica, a la vez que ha empezado a recortar los derechos y libertades que tan caros fueron de conquistar como respuesta al malestar social provocado por la crisis económica, mientras ampara los homenajes al dictador.

No podemos ni debemos aceptar que se consoliden estos retrocesos después de los avances logrados en muchos años de lucha en común. La verdad sobre los crímenes franquistas es un derecho y un instrumento imprescindible para la consolidación de la democracia española, pero también para que las generaciones venideras, que tienen el derecho y el deber de conocer la verdad, conozcan y se formen en los valores de la libertad, la justicia y la convivencia.

La causa de las víctimas y de la memoria democrática está en peligro. Por ello, en el Encuentro estatal de Asociaciones de la Memoria Democrática y de Víctimas del Franquismo, celebrado el pasado 29 de septiembre en Madrid, decidió constituirse en Plataforma por la Comisión de la Verdad.

La reclamación de una “Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo” se sustenta en el derecho internacional, en las comisiones de países de Argentina, Chile o Sudáfrica, entre otros países; y en las resoluciones y recomendaciones de Naciones Unidas (Comité de Derechos humanos, Grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas, Comité contra la tortura) y del Consejo de Europa sobre nuestro país. Unas recomendaciones que han sido desoídas e incumplidas sistemáticamente por la justicia y las autoridades españolas.

En esta nueva etapa creemos que la Comisión de la Verdad es la principal respuesta de las Asociaciones a la legítima aspiración a saber lo que sucedió, cómo y por qué, y para seguir exigiendo verdad, justicia y reparación.

Igualmente seguiremos apoyando otras iniciativas como la querella en Argentina y las acciones de víctimas y asociaciones ante organismos internacionales.
Esta plataforma pretende promover y desarrollar la plataforma por la Comisión de la Verdad como un movimiento unitario, una acción colectiva que, respetando la autonomía e idiosincrasia de cada asociación, nos permita dar todos juntos una batalla jurídica, política e institucional en España y ante las instituciones internacionales.

Entre todos, asociaciones, y ciudadanos comprometidos con la democracia, tenemos que dotar de vida a la Comisión de la Verdad. Se trata de levantar un edificio jurídico, político y ético sobre los crímenes cometidos por la dictadura franquista.

Aspiramos a una Comisión de la Verdad, constituida con garantías sobre los principios del derecho internacional, integrada por personalidades independientes, nacionales e internacionales de reconocido prestigio democrático, y aceptada por las instituciones y el Estado que establezca definitivamente la verdad sobre el horror del franquismo y los derechos de las víctimas.

Hoy, en plena crisis económica, política y social es más necesario que nunca defender la democracia y las libertades, y eso será difícil mientras no haya verdad, justicia y reparación.

Propuestas de la plataforma de la “Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo”:

1º.- Exigir en el Parlamento, como cámaras de representación popular y sedes de la soberanía nacional, la condena del ilegal golpe militar contra la Republica y de la dictadura franquista como ilegítima.

2º.- Inaplicabilidad de cualquier legislación que suponga o pueda interpretarse como “Ley de punto final”, a los efectos de los principios de Justicia universal. Aplicación plena del derecho y los tratados internacionales que declaran la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad

3º.- Necesidad de la creación de una fiscalía especializada en las actuaciones criminales del franquismo.

4º.- Exigencia a los poderes públicos de las siguientes cuestiones:


  • Investigación sobre los desaparecidos y exhumación de los restos de las víctimas por cuenta del Estado.

  • Completar el Mapa de fosas y reconocimiento de lugares de memoria y censo de víctimas.

  • Rehabilitación de los exiliados y depurados por la represión.

  • Investigación y esclarecimiento del robo de niños.

  • Devolución de los patrimonios expoliados por el franquismo.

  • Anulación de los juicios y sentencias dictadas por los tribunales franquistas.

  • Supresión de la simbología franquista.

  • Tipificación como delito de la exaltación de la dictadura franquista y de aquellas actividades que supongan apología del franquismo.

  • Restablecimiento de la Oficina Estatal de atención a las víctimas y familiares del franquismo con personal especializado y presupuesto suficiente.

  •  Derogación de toda la legislación y disposición legales que impiden o limitan el acceso a la documentación y archivos del periodo franquista 1936-1978 (Guardia Civil, Policia, Presidencia del gobierno, Defensa, Iglesia etc [ pendiente de redacción por especialistas)


5º.- Incluir en los contenidos educativos de todos los niveles de la enseñanza el conocimiento de nuestra historia democrática y la de todos los referentes de defensa de las libertades y los derechos humanos en el pasado y hasta nuestros días.


Foro por la Memoria / asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es / www.foroporlamemoria.es
© Todos los derechos reservados. 2006 - Foro por la Memoria
Resolución mínima recomendada de 800x600 px.